Global Nuclear Disarmament Fund

Global Nuclear Disarmament Fund

 

GNDF en el mundo

 

 

San Francisco Chronicle, domingo 17 de julio de 2005

San Francisco Chronicle

SAN FRANCISCO
Los monjes, activistas por la paz, caminan para recordarnos los horrores de la guerra

San Francisco ChronicleEste fin de semana se cumplen sesenta años desde que comenzara la era nuclear.

En una zona de pruebas de alto secreto ubicada cerca de Trinidad, N.M., unos científicos lograron explosionar un arma atómica por primera vez en el mundo – allanando el camino para que un par de bombas nucleares fueran lanzadas sobre Japón un mes después para terminar la Segunda Guerra Mundial.

El sábado, un pequeño grupo de monjes zen y de activistas por la paz iniciaron un recorrido de 2 500 Km desde San Francisco hasta la Zona de Pruebas de Trinidad, Nuevo México, con el fin de recordar al mundo los horrores de la guerra nuclear y ayudar a garantizar que jamás vuelvan a utilizarse estas armas.

Algunos monjes se desplazaron desde Japón a bordo del Nippon Maru, portando un farolillo en el que se hallaba la famosa llama de la paz de Japón. La llama, a su vez, fue encendida originariamente con rescoldos de las ruinas de Hiroshima, después de que fuera alcanzada por una bomba nuclear en agosto de 1945.

Kerrie Ann Garlick, 34 años, activista por la paz procedente de Melbourne, Australia, afirmó que era una de la docena de personas que iban a recorrer todo el camino. Pero señaló que cientos de voluntarios recorrerían breves trechos de la ruta. «Nunca olvidaremos Hiroshima», afirmó. «Por eso, caminamos».

La marcha de veinticinco días de duración también llega en un momento en que muchos activistas por la paz se han centrado más en la guerra y la violencia convencionales, especialmente en Oriente Medio. Con el fin de la Guerra Fría, la mayor parte de los estadounidenses se han preocupado más por la posibilidad del terrorismo que por el de una guerra nuclear.

Pero en una reunión celebrada el sábado cerca del Muelle 39, algunos activistas intentaron volver a centrar la atención en la posibilidad de una guerra nuclear.

«Es tarde. El riesgo es grande», dijo Bruce Blair, especialista nuclear del Centro para la Información sobre Defensa, una organización de investigación sin ánimo de lucro con sede en Washington, D. C. Blair trabajó como oficial de lanzamiento durante el programa internacional de misiles nucleares Minuteman en la década de 1970.

La estrella de películas de acción Steven Seagal también hizo un breve discurso. Recientemente se ha comprometido a abonar 100 000 $ para desmantelar un misil nuclear en Rusia y ha dicho que todos debemos hacer lo que podamos para luchar contra las armas nucleares.

«Nosotros, el pueblo, tenemos esta responsabilidad, puesto que si algo se sale mal, todos vamos a sufrir» manifestó Seagal.

Takashi Tanemori, 67 años, de Lafayette, narró de forma emotiva el modo en que le afectó personalmente la explosión cuando era niño y vivía en Hiroshima.

Tanemori dijo que había perdido a sus padres, a dos abuelos y a dos hermanas en el bombardeo. Tanemori comentó que el lado izquierdo de su cuerpo estaba tan malherido por la explosión que los sanitarios construyeron una caja para sus cenizas, pensando que tampoco iba a sobrevivir.

Aunque Tanemori se trasladó a Estados Unidos cuando tenía 18 años – inicialmente, para vendimiar en Central Valley – comentó que habían transcurrido muchas décadas antes de que pudiera perdonar por completo el bombardeo a su hogar adoptivo. Señaló que su padre se le apareció finalmente en un sueño, advirtiéndole que la venganza solo engendra venganza.

Esta no es la primera ocasión en que activistas por la paz han llevado la llama atómica desde Japón a Nuevo México.

Hace tres años, el grupo de Peregrinos de Distintas Religiones de la Llama de Hiroshima llevó la llama a Los Álamos, donde los científicos habían desarrollado las primeras armas nucleares como parte del Proyecto Manhattan.

El sábado estaba previsto que los monjes marcharan hasta el Parque SBC y, posteriormente, hacia Palo Alto.

La Stanford Memorial Church celebrará un servicio para los monjes a las 8 a.m. esta mañana antes de que continúen su camino hacia San José, donde se ha convocado una reunión en la Ciudad Japonesa a las 7 p.m.

Si deseas más información acerca de la marcha, puedes consultar www.gndfund.org.

Dirección de correo electrónico de Todd Wallack: twallack@sfchronicle.com.

Página A – 26
Copyright 2005 SF Chronicle

San Francisco Chronicle / SFGate.com

Fondo Global para el Desarme Nuclear
One Market Street, Spear Tower Building Suite 3600. San Francisco CA, 94105

copyright(C) 2008 Fondo Global para el Desarme Nuclear reservados todos los derechos.

Global Nuclear Disarmament Fund English Japanese Chinese French Spanish Korean German Russian Arabic